Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Los hombres que miraban fijamente a las cabras


The men who stare at goats (2009) * USA - Gran Bretaña

Duración: 95 min.

Música: Rolfe Kent

Fotografía: Robert Elswit

Guión: Peter Straughan (N.: Jon Ronson)

Dirección: Grant Heslov

Intérpretes: George Clooney, Jeff Bridges, Ewan McGregor, Kevin Spacey, Robert Patrick, Stephen Root, Stephen Lang, Rebecca Mader, Nick Offerman.

Bob Wilton, periodista de un pequeño periódico en Ann Arbor, en Michigan se alista como reportero de guerra en el Irak recién ocupado, para olvidar el fracaso de su matrimonio, cuando Deborah, su mujer lo abandona por su editor.

Mientras espera el visado en Kuwait, conoce a Lynn Cassady, que se hace pasar por hombre de negocios y en cuyo nombre reconoce al mejor mentalista según otro hombre al que entrevistó.

Y este, que se había mostrado muy reticente ante él decide permitirle que le acompañe hasta Irak tras ver un dibujo que Bob había hecho mecánicamente.

Cassady le habla del Ejército de la Nueva Tierra, formado por los "superguerreros Yedai". Un grupo liderado por Bill Django, que, al que, tras realizar estudios de técnicas de combate alternativas, se le encomendó formar un grupo de soldados con poderes mentales.

Tras sufrir un accidente son tomados como rehenes ante el pánico de Bob, aunque Cassady asegura que no les pasará nada, y le enseña un tatuaje que representa el tercer ojo, símbolo de los Yedai, y que es igual que el dibujo que Wilton hizo de forma mecánica.

Le cuenta que el grupo utilizaba métodos poco ortodoxos como el baile para aprender a desinhibirse, las comidas líquidas para depurar el cuerpo o el uso de drogas.

Cassady destacó tras descubrirse, gracias a sus poderes, el lugar donde las Brigadas Rojas retenían a un secuestrado, provocando la envida de Larry Hooper, otro de los Yedai, el que menos simpatías despertaba y por cuya causa fracasó el grupo debido a que con sus métodos hizo enloquecer a otro compañero que mató a un soldado, lo que hizo que Django fuera juzgado y, por las declaraciones del instigador, Hooper, destituido sin honor.

Wilton y Cassady conseguirán en efecto escapar cuando se produce un enfrentamiento con otro grupo de secuestradores que llevaban a un iraquí que se llevan con ellos, siendo recogidos en el camino con el propietario de una compañía de seguridad americano por cuya paranoia están a punto de morir al provocar un tiroteo con otra compañía de seguridad.

El árabe, agradecido por su liberación les consigue un coche con el continúan su viaje hasta que se pierden en el desierto sin agua ni comida.

Mientras esperan un milagro, Cassady le cuenta que en una ocasión acabó mentalmente con una cabra de las que el ejército utilizaba para entrenar a los soldados contra el enemigo.

Y será precisamente una cabra la que les salve cuando están a punto de morir de sed, pues gracias a ella encuentran agua y son rescatados y llevados a una base americana del desierto, donde descubren que, ya muy deteriorado se encuentra Django al mando de Hooper, que lidera un grupo encargado de idear "psicooperaciones". Nuevos métodos de lucha contra el enemigo, que pronto descubrirán que realmente son métodos de tortura.

Cassady confiesa a Wilton que le queda poco tiempo de vida. Cree que Hooper le dio un toque mortal en el pasado y que debido a ello desarrolló un cáncer.

Durante su estancia Django entrena a Bob como un guerrero Yedai, y un día intoxican a toda la base echando LSD en los huevos y en el agua del depósito provocando una gran confusión que ellos aprovechan para liberar a los prisioneros de guerra y a las cabras, tras lo que Cassady y Django huyen en un helicóptero tras encomendar al Wilton contar todo.

Cassady y Django perecieron en el helicóptero y Wilton contó la historia, aunque nadie le hizo el menor caso.

No obstante, y gracias a sus nuevos poderes Yedai, Bob será capaz de atravesar la pared.

Calificación: 2