Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El artista y la modelo

España / Francia (2012) *

Duración: 104 min.

Música: Varios

Fotografía: Daniel Vilar

Guión: Fernando Trueba y Jean-Claude Carrière

Dirección: Fernando Trueba

Intérpretes: Jean Rochefort (Marc Cros), Aida Folch (Mercè), Claudia Cardinale (Léa), Chus Lampreave (María), Götz Otto (Werner), Christian Sinniger (Emile), Martin Gamet (Pierre), Mateo Deluz (Henri).

1943. Sur de la Francia ocupada.

Léa y su criada, la española María pasean por el pueblo cuando ven a una muchacha durmiendo en un portal y que más tarde se lava en una fuente, por lo que deciden ayudarla, llevándosela a su casa.

La muchacha, Mercè, les cuenta que es de cerca de Reus, y, aunque les dice que no tenía ninguna razón especial para irse de Catalunya, ellos están seguros de que se escapó del campo de refugiados de Argèles, decidiendo ayudarla dejando que viva en una pequeña casa que tienen en la montaña donde todo está destartalado y que el escultor utiliza como estudio, proponiéndole Léa que pose para su marido a cambio de algo de dinero.

Y a la mañana siguiente Marc, el escultor se presenta en su estudio, pidiéndole que se desnude y pose para él, ordenándole que realice varias posturas mientras comienza a realizar los primeros bocetos, aunque no termina de estar satisfecho con ninguno, pese a lo cual sigue insistiendo cada día.

La pinta también, haciendo un cuadro de ella bañándose en el río. El artista le habla entretanto de lo difícil que es captar la luz y le explica que no hay dos hojas iguales, y de lo complicado que es tener una idea y que él aun no la ha encontrado, pudiendo llevarle hasta 15 años encontrar la idea.

Le muestra un grabado de Rembrandt que muestra una escena cotidiana y lamenta que a él no le ocurra algo similar.

Por el contrario, el artista se muestra indiferente ante la guerra sin importarle quién la ganará. Ha vivido ya varias y no tiene fe en los hombres.

Entretanto en el pueblo comienzan a correr rumores de que en la montaña vive una mujer desnuda, lo que lleva a los niños a acercarse para verla, de hecho uno de los días sale Marc con una escopeta, disparando al aire para asustarlos.

Y al disparar observa que, asustado por el disparo, un hombre se asoma por una de las ventanas del piso superior.

Mercè le explica que el hombre, Pierre, pertenece al maquis y que necesita ayuda debido a que lo encontró herido cuando cavaba en el bosque, cerca de la casa, una tumba para enterrar a un compañero.

Marc no desea tener a nadie allí, y Mercè le explica que ayuda a pasar a gente a España - judíos y gente de izquierdas - y que es por eso por lo que tiene siempre las piernas llenas de arañazos.

Marc insiste en que Pierre se vaya y él se muestra dispuesto a hacerlo, ocultándose en una cueva, pero Mercè le dice a Marc que si Pierre se va ella se irá con él.

Llega entonces un grupo de alemanes, observando cómo Marc abraza a un oficial nazi, al que presenta como profesor de historia del arte den la universidad de Munich, que está escribiendo un libro sobre él, del que tiene ya 400 páginas.

Marc le dice que posee numerosos bocetos, pero no encuentra una idea, no dejando que Werner, el alemán fotografía el trabajo, pues quiere que solo lo haga con el resultado, pese a que al oficial le interesa todo el proceso creativo.

Werner le explica que tiene que escribir su libro a escondidas, pues está mal visto hablar sobre un artista francés, diciéndole que partirá en 4 días hacia el frente de Stalingrado.

Marc le reprocha a Mercè los cambios que se producen en su cuerpo debido a sus idas y venidas ayudando a los que desean huir a España, pues eso hace que adelgace y además le salen ampollas por culpa del sol, reprochándole todo el tiempo que pierde por culpa suya.

Tras la reprimenda Mercè, disgustada se aleja, y se sienta apoyando su cabeza en en una mano, y entonces Marc le pide que repita ese gesto haciendo de inmediato un boceto de ella en esa posición.

Finalmente Pierre, ya mucho mejor decide que ya está en situación de poder marcharse, yendo ella a acompañarlo hasta la frontera.

Un día, y mientras trabaja, el escultor, que mantenía una actitud fría y profesional frente a su modelo tiene de pronto una erección, marchándose a su casa para evitar que ella lo descubra.

Y al día siguiente, cuando sube hasta el estudio encuentra a Mercè todavía acostada, dirigiéndose a ella y acariciándola, y siendo correspondido.

Marc le explica que la mujer es una de las pocas cosas perfectas que existen en la naturaleza, y en su opinión, Eva no fue creada por Dios de una costilla de Adán, sino que creó a la mujer, con la que concibió a Adán, al que le prohibió acostarse con su madre, castigándolos cuando pese a todo se acostaron.

La guerra está a punto de finalizar, como el trabajo del artista, sintiéndose Mercè frustrada tras comprobar que la escultura en realidad no se parece a ella.

Marc que le da permiso para que se marche cuando desee, proporcionándole una carta de recomendación para sus amigos de Marsella, como Matisse, despidiéndose de ella tras pagarle sus honorarios.

Aprovechará que Lèa va ir a Narbona para ver a su familia para hacer con ella la mitad del viaje, que luego continuará sola con la bicicleta.

Marc da los últimos retoques a su obra, sabiendo que será la última en un mundo que para él ya no tiene sentido, por lo que finalmente decide acabar con su vida disparándose con su escopeta.

Calificación: 3